Quitar manchas de la plancha

Quitar manchas de la plancha

Cómo quitar las manchas de hierro de la ropa

Si tus objetos metálicos se han oxidado, no siempre tienes que tirarlos. Hay muchas formas de limpiar el óxido de tus objetos metálicos. Desde los remedios caseros hasta los productos para eliminar el óxido que se compran en el mercado, a continuación te mostramos los mejores tratamientos contra el óxido para que aprendas a eliminarlo fácilmente.
Entonces, ¿cómo se limpia el óxido del metal y del acero inoxidable? ¿Qué puede utilizar para eliminar el óxido fácilmente? Respondemos a esas preguntas aquí mismo: desde el uso de removedores de óxido DIY, ácidos o WD-40, nuestra guía a continuación explica todos los mejores métodos de eliminación de óxido:
¿Sabías que el producto multiusos WD-40 puede utilizarse como un spray quitamanchas de óxido? Utilizar WD-40 para eliminar el óxido es uno de los mejores tratamientos contra el óxido, ya que es muy sencillo y rápido. Basta con rociar la pieza con WD-40® y frotarla con un cepillo de alambre limpio. Pruebe primero en una zona pequeña para asegurarse de que este método de eliminación del óxido no causa ningún daño a su metal. WD-40® puede utilizarse para limpiar cadenas metálicas de bicicletas, limpiar el óxido de los muebles y mucho más.
Para eliminar el óxido y evitar que vuelva a aparecer, aplique WD-40® para proteger sus objetos metálicos después de su uso. También puede utilizar el Penetrante Especializado WD-40 como tratamiento contra el óxido del metal. Está diseñado para penetrar en el óxido y la suciedad para facilitar la eliminación del óxido. Puede obtener más información sobre la prevención del óxido en otras publicaciones del blog.

Cómo quitar la mancha de hierro de la ropa blanca

Las manchas de óxido son probablemente más comunes en zonas exteriores como patios y entradas de vehículos que en la ropa, pero basta con rozar una barandilla de hierro oxidada para que te encuentres con una mancha problemática en un bonito vestido de verano. Las manchas de óxido en la ropa también se conocen como moho del hierro. Si has notado estas manchas y no estás seguro de su procedencia, puede que tu lavadora sea la responsable si es muy antigua, comprueba si hay marcas de óxido antes y después de que la ropa vaya a la lavadora y si la culpa es de tu lavadora puede que haya que cambiarla.
Un culpable común del óxido en los patios es el fertilizante de jardín, que a menudo contiene hierro, los muebles de jardín más antiguos también pueden dejar marcas de óxido en su patio. Un portavoz de B&Q nos dijo que “las manchas de óxido causadas por objetos metálicos son difíciles de eliminar de los patios y se producen cuando el agua arrastra depósitos de partículas de hierro al patio, así como la decoloración que se produce de forma natural en algunos pavimentos de piedra”. Siga estos prácticos consejos del GHI sobre cómo eliminar las manchas de óxido y hierro de diversas superficies.

Manchas de hierro en la ropa

En primer lugar, coloca la prenda oxidada sobre una toalla en una superficie plana y bajo la luz directa del sol, con la zona manchada hacia arriba. A continuación, rocía la mancha con zumo de limón y frótalo en la mancha con los dedos. Deja que la prenda repose durante 15 minutos, aclárala con agua fría y lávala como de costumbre.
Para eliminar las manchas de óxido de la ropa, mezcla unas gotas de agua oxigenada con una cucharadita de crema de tártaro y bicarbonato de sodio. Aplique la pasta resultante sobre la mancha, déjela reposar durante 30 minutos, luego aclárela bien y lave la ropa como de costumbre.
Sí. Para eliminar las manchas de óxido con el método del bicarbonato de sodio, mezcla un poco de bicarbonato de sodio con agua fría, añade un tapón de detergente para ropa y vierte la solución directamente sobre la mancha. Espera 30 minutos y luego lava la prenda manchada como lo harías normalmente.

Cómo eliminar las manchas de hierro de los azulejos

Los metales oxidados y el agua llena de partículas de hierro dejan escamas de color rojo en muchas superficies. Las manchas de hierro son persistentes, pero a menudo se pueden eliminar con un poco de ingenio. Por ejemplo, el peróxido de hidrógeno es una forma segura de limpiar las manchas de hierro de los electrodomésticos. El vinagre y el zumo de limón son suficientemente ácidos para tratar las alfombras y la ropa sin dañarlas. En el caso de las superficies más duras, como la madera, el metal y el hormigón, las manchas de hierro deben tratarse con bicarbonato de sodio o un removedor de óxido y restregarse para que la superficie quede como nueva.