Dados los últimos acontecimientos mundiales, la desinfección del aire en espacios interiores se hace imprescindible para evitar contagios
porque desinfectar con ozono

El brote de coronavirus en todo el mundo en enero de 2020 ha aumentado, entre la población, la conciencia acerca de la  transmisión de enfermedades respiratorias, tanto en espacios abiertos como en ambientes interiores.

Todas las evidencias científicas muestran que el virus que provoca el Covid19 podría sobrevivir y por lo tanto, contagiarse, a través de gotas respiratorias hasta varios días después. Y las personas que respiren el aire con esas gotas tendrán un alto riesgo de contagiarse. tanto por esto como por otras enfermedades respiratorias (a todos se nos viene a la mente la gripe), se hace necesario contar con un sistema fiable y eficiente de desinfección del aire

Tecnologías para desinfectar al aire

El método más común o que más se ha estado utilizando en los últimos años, es la radiación ultravioleta (UV). La radiación ultravioleta (UV-C) mata las bacterias y los virus dañando el ADN/ARN de las células de los microorganismos. Sin embargo, la radiación UV sólo es capaz de desinfectar el aire en las proximidades del emisor de la luz, pues la luz UV tiene una capacidad de penetración limitada. En caso de un espacio interior contaminado por coronavirus o gripe, la desinfección UV por sí sola no es adecuada para proporcionar un ambiente libre de virus para nosotros.

Otro método de limpieza del aire muy conocido es el de emplear un filtro de aire de partículas (HEPA). El filtro HEPA puede capturar tamaños de partículas de hasta 0,3 micras, por lo que las bacterias con un tamaño superior a 0,3 micras no podrían ser atrapadas en el filtro. Son efectivos en la reducción de la contaminación del aire, pero no son eficaces para eliminar los virus. Además, solo pueden limpiar el aire que está a una corta distancia. 

Otra opción de desinfección son los desinfectantes químicos, pero su principal problema es que son difíciles de descomponer, dejando residuos químicos tóxicos que pueden llegar a ser peligrosos para la salud humana

El método que se ha demostrado más eficaz es el ozono, un poderoso oxidante bien conocido que puede eliminar microorganismos de manera efectiva. Las aplicaciones del ozono en el tratamiento de aguas y aguas residuales está ampliamente documentado, y es el sistema utilizado por la mayoría de las ciudades modernas. Estudios realizados para comprobar su efectividad han demostrado que, por ejemplo, eliminan el 99,99% del E. coli y S. aureus 

Capacidad desinfectante del ozono

El ozono (O3) es un gas que comprende tres átomos de oxígeno. Es un gas inestable dado  que se degrada fácilmente para volver a su estado estable, el oxígeno diatómico, conocido comúnmente por 02. 

Los átomos de oxígeno libre o radicales son altamente reactivos y oxidan casi cualquier virus, bacteria y microorganismo. De hecho, el ozono es un oxidante mucho más fuerte que otros desinfectantes comunes, como el cloro y el hipoclorito. Además, el uso de cloro o hipoclorito en muchos países ha disminuido considerablemente debido a la posibilidad de provocar subproductos cancerígenos como los trihalometanos (THM) durante

Dada su superior fuerza y efectividad como oxidante y biocida, el ozono se convierte en una de las tecnologías de tratamiento de aguas más usadas en Europa y América. Su aplicación en la desinfección del aire no es todavía tan popular como la del agua, debido a que durante muchos años se pensaba que podía ser nocivo para la salud humana.  Pero ya se ha demostrado en varios estudios que, mientras se ventile bien la estancia, no provoca ningún problema. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Ozono Activo

Ozono Activo

Especialistas en la desinfección con ozono de todo tipo de espacios interiores. Más de 15 años de experiencia en el sector de la limpieza utilizando máquinas generadoras de ozono.

Ir arriba